Perfectamente cuidado - perfectamente en forma

Lavar, secar y listo. El cuidado correcto de nuestros pantalones no resulta complicado si se sabe cómo hacerlo. Manipule los pantalones correctamente, pues sólo así se mantendrán tal y como son, con una forma perfecta.

Preparación

  • En primer lugar, separe su ropa sucia por colores. De este modo evitará que los colores más oscuros tiñan los más claros.
  • Cierre todos los botones y cremalleras para que las piezas metálicas rocen menos los tejidos.
  • A continuación, doble las perneras y vuelva los pantalones del revés para que el tejido exterior quede protegido durante el lavado.
  • Evite el tratamiento mecánico previo de las manchas, pues frotando con intensidad sólo desgastará el color del tejido y no acabará necesariamente con las manchas. Como resultado, pueden aparecer indeseados desgastes en el tejido.
  • Si fuera necesario, utilice el detergente especial adecuado para su tratamiento previo.

Lavado

  • Utilice lo más económicamente posible el detergente para evitar que tras el aclarado queden restos dañinos en el material. Se pueden utilizar tanto detergentes en polvo como líquidos. Recomendamos utilizar detergente para color a fin de evitar el descolorido prematuro del tejido exterior. El algodón queda limpio durante el proceso de lavado principalmente gracias al movimiento del tejido en el tambor. Asimismo, el detergente aporta básicamente un olor agradable al tejido, por lo que puede prescindir de suavizantes o productos similares.
  • Seleccione el programa de lavado conforme a las indicaciones de cuidado en su pantalón MEYER que, por lo general, será el programa de color a 40°C. Utilizando el programa de lavado rápido o delicado, el movimiento para un resultado de lavado efectivo es muy bajo. No es necesario el prelavado.
  • No lave más de 3 ó 4 pantalones al mismo tiempo.
  • En caso de cargar el tambor en exceso, el movimiento determinante para el resultado de lavado de la ropa queda muy limitado.
  • Para obtener un resultado óptimo, utilice brevemente el centrifugado al nivel más bajo (aprox. 400 revoluciones).
  • Una vez finalizado el proceso de lavado, saque lo antes posible lo pantalones de la lavadora, pues si los pantalones permanecen húmedos durante mucho tiempo en el tambor, pueden producirse desteñidos.
  • Sacuda y estire los pantalones antes de secarlos.

Secado

Naturalmente, puede tender sus pantalones en el tendedero. Sin embargo, todos los pantalones MEYER de algodón son aptos para la secadora. Seleccione la temperatura más baja, máx. 60-65°C. Metiéndolos en la secadora, los pantalones quedarán suaves y flexibles.

Planchado

  • Planche nuestros pantalones a una temperatura moderada o media, indicada en la mayoría de planchas con dos puntos. Observe para ello las indicaciones en la etiqueta de cuidado.
  • Debe evitar a toda costa el sobrecalentamiento de la plancha.
  • Tenga especialmente cuidado de ello en el caso de tejidos con un elevado porcentaje de fibras artificiales. El vapor suele aumentar la temperatura, por lo que debe utilizarse con cuidado.
  • En el caso de pantalones y vaqueros oscuros recomendamos planchar las prendas del revés para evitar la aparición de brillos.

 

Todo sobre el cuidado de nuestros pantalones de lana virgen

Por lo general, los pantalones de 100% auténtica lana virgen no se pueden lavar en la lavadora doméstica, por lo que se recomienda el lavado en seco (P). Sin embargo, la mayoría de pantalones de lana de MEYER pueden lavarse a máquina en casa gracias a su mezcla con poliéster. No obstante, en el caso de la lana se aplica lo siguiente: someterla al mínimo movimiento para evitar el cardado (formación de bolas por el apelmazamiento), utilizar para ello mucha agua.

Preparación

Separe cuidadosamente su ropa sucia. Los pantalones de tejido de mezcla de lana no deben lavarse con otros materiales. Antes de lavarlos, cierre todos los botones y cremalleras para evitar que se rocen o enganchen con el tejido del pantalón. No es estrictamente necesario darles la vuelta.

Lavado

Seleccione el programa de lavado de lana a 40°C. De modo alternativo, también se puede utilizar el programa de lavado delicado a 40°C. Sin embargo, debe prescindir del centrifugado, pues las fibras de lava se apelmazan rápidamente. Utilice únicamente detergente para lana, ya que obedece las exigencias de las fibras de lana.

Secado

Debe prescindir del empleo de su secadora. Incluso escurrirla o sacudirla desgasta enormemente las fibras de lana. Si fuera necesario, puede colocar un pantalón excesivamente mojado en una toalla para que absorba ligeramente el agua. Recomendamos estirar con la mano los pantalones y colgarlos para su secado.

Planchado

Planche sus pantalones del derecho, así no se estropeará el forro interior. Evite planchar con vapor, pues puede deformar los pantalones o crear indeseadas arrugas permanentes. Para corregir las arrugas del planchado, coloque un trapo húmedo entre la plancha y el tejido.

Suscribase a nuestro boletín para poder recibir regularmente informaciones en cuanto a las nuevas tendencias y nuestras ofertas. ¡Recibe inmediatamente un descuento de 10€ para su próximo pedido!

Elija el país correcto para que podamos ofrecerle artículos adecuados y entregárselos sin problema.